Ir a Ribadouro y no comer Marisco es como ir a Roma y no ver al Papa. Como entrada o como plato principal, pero siempre fresquísimo y con el sabor intenso que le da su origen en las aguas frías de Portugal, el marisco se prepara en Ribadouro con cariño y sabiduría, transformando una simple comida ligera en un verdadero banquete.

Langostas, Bogavantes, Cigalas y Buey de Mar. Gambas de Espinho Cocidas o Gambones Tigre a la Plancha. Langostinos del Algarve, Bocinas, Ostras o Almejas. Y por qué no juntar el mejor marisco de nuestro mar en una espectacular Mariscada? No lo dude.
Está en el lugar cierto.

Pero Ribadouro no es solo una gran Marisquería. Es también una Cervecería en la que se preparan hace más de medio siglo, con maestría y tradición, algunos clásicos de la gastronomía portuguesa, como el "Bacalao à Brás", el Lomo de Bacalao Asado, la Carne de Cerdo a la Alentejana, o los tradicionales Filetes, apreciados por seguidores fieles y apasionados.
Venga a descubrir por qué.